EI! No vaya todavía

Manténgase dentro de todo nuestro contenido.

También puede aprovechar y firmar nuestro boletín de noticias para no perder nada más.

Casi en el final… Necesitamos confirmar su dirección de e-mail. Para concluir el proceso de inscripción, haga clic en el link existente en el e-mail que acabamos de enviarle.

Aprendiendo a decir “no”


  • Aprendiendo a decir “no”

     

    Es una palabrita que muchos no logran decir y que otros no aceptan oír:

    • No, no puedo trabajar hasta más tarde hoy, porque le prometí a mi esposa que iríamos a festejar nuestro aniversario.”
    • No, no puedo asumir este proyecto más por el compromiso que ya tengo con los actuales.”
    • No, no quiero más esta relación. Voy a buscar mi felicidad y tú debes hacer lo mismo.”
    • No, gracias, no quiero comprar.”
    • No, no estoy fumando más/consumiendo drogas/tomando. Por favor, no me lo ofrezcas más.”

    Algo para observar: las personas que no aceptan un «no» como respuesta suelen rodearse de personas que solo saben decir «sí». Es una relación esclava, donde el dictador controla a sus subordinados, un juego donde uno siempre gana y el otro siempre pierde.

    Para no ser ese esclavo perdedor, usted necesita hacer las paces con esta palabrita. Entender su importancia, cómo y cuándo usarla, y perderle el miedo. Usted también tiene derecho a decir no.

    Vea si usted está sufriendo ahora, pagando un alto precio por tener miedo a decir no. Comience el cambio dentro suyo. Primero, entienda que usted tiene derecho a rehusarse a ciertas cosas. Nadie puede imponerle nada.

    Después, comience a practicarlo en pequeñas cosas. Si se enoja consigo mismo; se sobrecarga porque vive aceptando más y más trabajos sin responder a los primeros (y siendo reprendido por dejar algo que desear); vive estresado y enojado con las personas incorrectas – entonces comience a decir más «nos».

    Más allá de librarse de fardos innecesarios, verá cómo su autoconfianza y su sentido de valor propio aumentarán. Sin duda, quienes se acostumbraron con su confiable «sí» van a extrañarse un poco. Quizás incluso se enfadarán con usted porque no pueden usarlo más. Lo que no será algo malo.

    Aprenda a decir no sabiamente y será mucho más feliz.

     

     

    Vea también:

    Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

     

     

Vea más

Free WordPress Themes, Free Android Games