EI! No vaya todavía

Manténgase dentro de todo nuestro contenido.

También puede aprovechar y firmar nuestro boletín de noticias para no perder nada más.

Casi en el final… Necesitamos confirmar su dirección de e-mail. Para concluir el proceso de inscripción, haga clic en el link existente en el e-mail que acabamos de enviarle.

Dividiendo a los hombres en dos grupos


  • Dividiendo a los hombres en dos grupos

     

    En mi opinión, podemos dividir a todos los hombres del mundo en dos grupos: los que usan sandalias con medias y los que no. Cada vez que veo a un individuo de otro grupo (yo estoy entre los que no, claro) tengo los sentimientos mezclados entre salir corriendo en la dirección contraria y avanzar sobre el sujeto para golpearlo hasta que las medias les salgan por la cabeza. Para mí, es la acumulación de lo absurdo y de la irracionalidad. Si usted tiene frío en los pies, póngase un zapato cerrado – con medias, por favor. Si tiene calor, póngase sandalias y deje las medias. Cualquier variación de eso no tiene sentido. Y tengo fuentes seguras del sexo opuesto que piensan lo mismo. Piensan que el hombre de ojotas y medias simplemente es repulsivo. No diga que no fue avisado.

    Muy bien. Habiendo aclarado esta pequeña irritabilidad, vamos a algo más serio. Así como el mundo de los hombres puede dividirse de esa forma, podemos también dividirlo de otra: entre los que ven pornografía y los que no.

    Desde el avance de Internet, el grupo que ve pornografía aumentó considerablemente. En Brasil, 2 de las 10 páginas brasileñas más visitadas son porno. Vergonzosamente, el brasileño es uno de los mayores consumidores y productores de pornografía en el mundo. El acceso fácil a ese contenido ha servido de escape para un deseo desenfrenado adentro de muchos hombres. Y para no pasar un sermón, vamos a ser honestos: el deseo existe adentro de nosotros, sea cual sea el grupo al que pertenezcamos. La diferencia está en las elecciones.

    Para mí, ver pornografía es irracional. Sí, entiendo la parte del deseo, de la curiosidad, de la sensación de un placer físico. Pero también entiendo la parte que a largo plazo, la pornografía acaba con un desempeño sexual del hombre, la curiosidad le da lugar a la búsqueda de las cosas más pesadas para tener las mismas sensaciones, y el resultado final no es nada placentero. Y tengo fuentes seguras del sexo opuesto que no admiran para nada a los hombres que ven pornografía. Al contrario, se sienten disgustadas, traicionadas y desvalorizadas.

    Lamentablemente, en mi optimismo, pienso que de aquí a unos 10 o 15 años, los efectos negativos de la pornografía habrán sido confirmados por muchos más estudios científicos. Las pruebas ya existen actualmente, varios estudios ya mostraron eso, pero la pornografía en Internet es algo relativamente reciente. La cosa va a empeorar mucho antes que a mejorar, antes de que las personas se concienticen de los prejuicios. Incluso de allí, usted, hombre inteligente, puede salir adelante. Pásese al lado de acá.

    Usted no necesita eso. Si está casado, usted tiene a una mujer real para amar, cuidar y hacer feliz. Trátela bien. Evite las chinelas con medias, que no es nada sexy. Ella va a tratarlo bien, y ustedes dos tendrán un placer sin fin.

    Si usted está soltero, no deje que la pornografía arruine sus chances de tener una vida sexual saludable y placentera cuando encuentre a su futura esposa. Y para no espantar candidatas, use las chinelas sin medias por favor. Si no se va a quedar soltero para siempre.
     

     

    Vea también:

    Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

     

    f Siga nuestra página en Facebook. 0% de tontería garantizado — o su click le será devuelto.

     

     

     

Vea más

Free WordPress Themes, Free Android Games