EI! No vaya todavía

Manténgase dentro de todo nuestro contenido.

También puede aprovechar y firmar nuestro boletín de noticias para no perder nada más.

Casi en el final… Necesitamos confirmar su dirección de e-mail. Para concluir el proceso de inscripción, haga clic en el link existente en el e-mail que acabamos de enviarle.

Bien, bien, bien


  • Bien, bien, bien

     

    Mi esposa escribió este post, y me pareció interesante compartirlo con usted.

    Una de las cosas que más me gusta hacer es hablar de mi fe, pero no siempre hablo de ella directamente, ¿sabes? Cada vez que hablo del amor, hablo de mi fe. Cada vez que hablo de que la mujer se valore, hablo de mi fe. Cada vez que hablo de ropa y looks, hablo de mi fe. Ya puedo ver tu carita curiosa… ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

    ¡Todo! Primeramente, la fe no es religión. Lamentablemente existe esa cultura en nuestra sociedad de que si crees en Dios, eres un religioso. ¡Pero eso es una gran mentira! La religiosidad no te deja pensar ni razonar, tienes que vivir dentro de una creencia y listo. Si en tu religión la vaca es santa, entonces la tratas así, como santa. No cuestionas por qué la vaca es santa, ¡incluso porque eso también está en contra de la religión! No se cuestiona, ni se entiende, simplemente se sigue. Bien, bien, bien… ¡eso es un insulto a mi inteligencia!

    Entonces, ¿qué es tener fe en Dios?

    La fe en Dios es lo siguiente: Yo leo la Biblia y allá dice que si perdono a mis enemigos, seré perdonada también. Entonces yo perdono y, ¿sabes qué sucede? ¡Realmente me siento perdonada de mis errores! No cargo culpa, una cosa que tanta gente lamentablemente carga por ahí…

    Dios me da millares de promesas en la Biblia que, resumiendo, dicen así: «Si tú Me sigues, vas a ser muy feliz en todas las áreas de tu vida, y además de eso, tendrás la eternidad Conmigo.» Yo creo en estas promesas, las sigo en la práctica, ¿y sabes lo que sucede? ¡Yo realmente soy feliz en todas las áreas de mi vida! Y hay más, no le tengo miedo a morir.

    O sea, Dios habla y cumple – ¡TODA LAS VECES! Bien, bien, bien… tener fe en Dios es ser inteligente.

    ¿Y qué es lo que el amor, el valor y la belleza tienen que ver con la fe?

    Sí, ¡hasta en esto Dios nos orienta en Su Palabra! ¡Jajaja!

    Medite en estos versículos:

    • El amor es paciente, es benigno. El amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece. No hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. No se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Corintios 13:4-7
    • Una esposa ejemplar; ¡feliz quien la encuentre! Es mucho más valiosa que los rubís. Proverbios 31:10
    • Como anillo de oro en el hocico de un cerdo, es la mujer hermosa pero indiscreta. Proverbios 11:22

     

    Vea también:

     

    Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

     

    [fblike style=»standard»]

     

     

     

    ¡Compártalo!

     

Vea más

Free WordPress Themes, Free Android Games