Hombres. Inteligentes.™

 

Desafío #21

No hacerlo antes de completar el Desafío #20
Si quiere formar parte del Proyecto IntelliMen comience desde el Desafío #1

 

Desafío: Comenzar todos los días esta semana como el Rey David.

Explicación: Aún hoy venerado por muchos, el Rey David dejó innumerables ejemplos de cómo ser (y también de cómo no ser) un hombre inteligente y exitoso. Una de sus características era el hábito de la oración. El libro de Salmos está repleto de ejemplos de lo que fluía del corazón de este pastor de ovejas, héroe militar, fugitivo, pecador, padre, marido y rey.

Él conocía el poder de la oración para orientar, proteger, librar y conquistar. Por eso tenía el hábito de comenzar el día hablando con Dios. Él dijo así en el Salmo 5:

Oh SEÑOR, de mañana oirás mi voz;
De mañana me presentaré delante de Ti, y esperaré.


Esta semana usted va a poner eso en práctica. Va a programarse para pasar algunos minutos delante de Dios en oración al comenzar el día. Se levantó de la cama, se lavó el rostro, se cepilló los dientes… en fin, está bien despierto – entonces irá a un lugar privado, donde pueda quedarse a solas con Dios, y allí hablará con Él. Agradézcale por un día más. Pídale dirección para su vida. Coloque sus planes delante de Él. Entréguele sus preocupaciones. Ore por quien necesita ayuda. Pídale el pan nuestro de cada día. Alábelo por todo lo que Él es y hace por usted. Ore para no caer en tentación y ser librado del mal.

¿Cuánto tiempo debe durar esta oración? Jesús dijo que no es por mucho hablar que seremos oídos. Por lo tanto, no necesita ser mucho tiempo. Tres, cinco, diez minutos… depende de lo que está fluyendo de adentro de usted. Pero en vez de preocuparse con el reloj, preocúpese en vaciar su corazón delante de Él.

(Obviamente, nuestra esperanza es que usted note el bien que esto le hará y continúe practicándolo más de una semana, hasta que se convierta en un hábito. Pero esa es su decisión.)
Quizás usted tenga este hábito de orar diariamente. Óptimo. En este caso, su desafío será separar algunos minutos más en otro horario para hacerlo. Durante una semana.

Cuaderno de Notas: Al final de los siete días, escriba cómo se sintió practicando la oración ni bien comienza el día. Cuáles fueron los resultados, cómo lo ayudó consigo mismo, en la relación con otras personas, y en su trabajo.

Socio Oficial: Acuérdese de incluir a su socio en sus oraciones esta semana.

Plazo: Este desafío puede ser iniciado inmediatamente y concluido antes del #Desafío 22 que será lanzado de aquí a una semana.

Postear: Después – y solamente después – de haber concluido este desafío, postee sus comentarios en el Facebook del IntelliMen (no en el suyo personal) o en el Twitter, con este encabezado:

Desafío IntelliMen #21 concluido: Comencé mis días como el Rey David. (Sume otros comentarios que quiera.)

Links:
http://www.facebook.com/IntelliMen.esp
http://www.twitter.com/IntelliMenEsp (cuando postee en el Twitter, use @IntelliMenEsp en su mensaje)

 

Checklist de verificación:

Oré todos los días al comenzar el día.
Oré por mi socio.
Escribí los resultados en mi Cuaderno de Notas.
Posteé mis comentarios en Facebook/ Twitter

 

Frase:

Coraje: miedo que hizo sus oraciones. – Dorothy Bernard

 

Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

 

Comparte!


Enviar a un amigo por:

Una Respuesta to “Desafío IntelliMen #21”

  1. Desafío Nº 21 concluido. ore todas las mañanas como el Rey David y eso me trajo experiencias inolvidables, por eso decido seguir con este propósito(desafío) todos los días.