EI! No vaya todavía

Manténgase dentro de todo nuestro contenido.

También puede aprovechar y firmar nuestro boletín de noticias para no perder nada más.

No le sienta bien


  • No le sienta bien

    Si usted compra un par de zapatos de dos números más chico que su pié, no le va a andar bien. Tampoco de un talle más.

    Si usted es una muchacha adolescente con cuerpo de modelo y se pone un vestido de su abuela que tiene diez kilos por encima del peso, no le va a sentar bien.

    Si usted es un hombre casado y vive llevando en auto a una mujer que ya coqueteó con usted, tampoco le va a sentar bien.

    Es eso lo que muchas personas no entienden sobre el pecado. Cuando la palabra es citada, en seguida se piensa en alguna ofensa contra Dios o en un acto que transgrede las doctrinas de una religión. Sin embargo, el pecado del latín peccatum, quiere decir simplemente un error, una falla. En la Biblia, la raíz de la palabra es la misma que compone al verbo usado para transmitir la idea de “errar el blanco”.

    Quiere decir, mucho más que ofender a Dios, el pecado es ofenderse a usted mismo, herir su propia vida y bienestar de alguna forma. Es equivocarse consigo mismo. Errar el blanco. Algo que no le sienta bien.

    Y usted sabe, instintivamente, lo que no le sienta bien. Para eso Dios le dio una consciencia. No es necesario una religión ni un religioso para decirle eso. Sin embargo, para guiarnos, Dios dejó consejos y orientaciones sobre lo que es bueno y lo que no lo es, para nuestro propio bien.

    Yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida… Deuteronomio 30:15,19

    Elecciones. Ellas determinan nuestro destino.

    Que usted opte por las que le sientan bien.

    Lea también:

    Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

Ver más

Free WordPress Themes, Free Android Games