Blog

Las ondas de la muerte me cercaron, los torrentes de iniquidad  me atemorizaron;  los lazos del Seol me rodearon, las redes de la muerte surgieron ante mí.” 2 Samuel 22: 5-6

A pesar de ser amenazado con redes de muerte, el verdadero cristiano permanece inquebrantable, firme en su fe, pues está seguro que el Señor lo guarda y lo libra de todo mal.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post