Blog

Por eso, el que jura por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él;  y el que jura por el templo, jura por él y por el que en él habita;” Mateo 23.20-21

Cuando no se ve el Altar como el propio Dios y no hay temor al Señor, se jura por el Altar considerándolo cualquier cosa. Y también cuando no lo reverencia al entrar en el Templo, es porque no cree que el Altísimo está presente en aquel lugar.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post