Blog

“Ciertamente, tú rechazas el temor, e impides la devoción A Él debida.” Job 15.4

Cuando la persona peca y no se arrepiente, ella pierde el temor hacia el Altísimo. Entonces, queda en tinieblas y a la merced del diablo, lejos de la devoción al Señor Dios.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post