Blog

Venid, hijos, escuchadme; os enseñaré el temor del Señor” Salmo 34.11

Cuando el corazón está entregado  y oye la voz de Dios, la mente y los deseos son cambiados por el propio Dios, y Él enseñará toda la Verdad.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post