Blog

“El Señor los ayuda y los libra; los libra de los impíos y los salva, porque en El se refugian.” (Salmos 37.40)

El libramiento del mal y de los enemigos sólo sucede cuando se usa el Poder del Nombre de Jesús. En Él podemos encontrar la salvación y el refugio para vivir en este mundo de perdición.

 

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post