Blog

“Porque ustedes eran como ovejas descarriadas, pero ahora se han vuelto al Pastor que cuida de sus vidas.” (1 Pedro 2.25)

Cuando el pecador se aleja y practica las peores ofensas contra Dios, al arrepentirse, es perdonado por Él. Pero es preciso tener corazón sincero, sólo los humildes se convierten y se someten a la Voz de su Pastor y Señor de su alma.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post