Blog

“Cuando Jesús salió de la barca y vio a tanta gente, tuvo compasión de ellos, porque parecían ovejas sin pastor, y comenzó entonces a enseñarles muchas cosas” (Marcos 6.34)

 

Es muy triste mirar para una multitud y ver que ella no sabe lo cuánto Dios quiere cuidar de ella y guiarla para el Camino del bien. Ese fue el dolor que el Señor Jesús sintió al mirar para aquel pueblo, que sufría sin saber la causa. Por eso, nuestro Señor sentó en la hierba y les enseñó la Voluntad de Su Padre, bendiciéndoles con la verdadera Vida.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post