Blog

“¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y una de ellas se pierde, ¿no deja las otras noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se ha perdido?” (Mateo 18.12)

Para dejar las noventa y nueve en los montes, con seguridad, ellas estaban cercadas y guardadas, pero la que se extravió corría riesgos de caer en los precipicios. Para el pastor, ella tiene mucho valor. Así Jesús trata a su pueblo, protege, lo lleva a los pastos verdejantes, que es su Palabra, y lo guía con su Espíritu. Sin embargo, si una de ellas sale, con certeza, Él va a usar personas y situaciones para traerla de regreso para su Aprisco Seguro.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post