Blog

“sino vayan más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mateo 10.6)

Siempre Israel fue amado, cuidado, alimentado con lo Mejor y de más Precioso. Sin embargo, años después, se extraviaron del rebaño de Dios. Pero el buen Pastor los quiere de vuelta, entonces pide a sus siervos que los busquen por todos los lugares. Éstos Le obedecen, saliendo por todo el mundo, trayéndolos al Aprisco del Redentor.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post