Blog

“Cuídense de los falsos profetas, que vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (Mateo 7.15)

 

Son muchos los que se presentan como hombres de Dios, pero fingen humildad y engañan con palabras persuasivas. Sus intenciones son para sus propio interés, y no piensan en salvar las almas. ¡Cuidado! Sólo quién es siervo de Dios habla por el Espíritu, pasa Vida y expresa el deseo inmenso de salvar a los perdidos en el pecado.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post