Blog

“No debe el sabio vanagloriarse por ser sabio, ni jactarse el valiente por ser valiente, ni presumir el rico por ser rico.  Quien se quiera vanagloriar, que se vanaglorie de entenderme y conocerme. Porque yo soy el Señor, que hago misericordia, imparto justicia y hago valer el derecho en la tierra, porque estas cosas me complacen.—Palabra del Señor.” (Jeremías 9.23-24)

 

Aún buscando la sabiduría y experimentándola en su vida, como también siendo fortalecida con paz y teniendo buenas condiciones económicas, no debe enorgullecerse por eso. Gloríese en conocer al Autor de la Vida, que le ha dado todas esas cosas por su fidelidad a Él.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post