Blog

La ley del Señor es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del Señor es seguro, que hace sabio al sencillo.” (Salmo 19.7)

 

El alma es curada en la práctica de la Ley del Señor, y sus Promesas son cumplidas por su Fidelidad a los suyos. Él concede fe y sabiduría a los humildes de corazón.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post