Blog

“Pero, ¡ay de las que estén encinta y de las que estén criando en aquellos días!” (Marcos 13.17)

 

En la grande tribulación, las mujeres que estén embarazadas o amamantando, llorarán mucho, pues la vida de sus hijos será sacada de la tierra por ser inocentes, sin pecado. Esos niños serán guardados de la tribulación que vendrá los últimos días.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post