Blog

“Acuérdate, pues, de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y se acerquen los años en que digas: No tengo en ellos placer.” (Eclesiastés 12.1)

Dios quiere ser compañero del hombre desde su juventud, para hacerlo Su Gloria en este mundo. Colocando a Dios en primer lugar en su vida, Él podrá ofrecerle una vida estable y de calidad. Para poder decir “¡Qué feliz soy!” basta sólo seguir y confiar en Sus Sabias Enseñanzas.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post