Blog

” Y comenzó a enseñarles que el Hijo del Hombre debía padecer muchas cosas, y ser rechazado por los ancianos, los principales sacerdotes y los escribas, y ser muerto, y después de tres días resucitar.” (Marcos 8.31)

Sólo por el rechazo y por la incredulidad del pueblo, Jesús, el Hijo de Dios, llegaría hasta el sacrificio de la muerte de cruz. Fue necesario Su muerte y resurrección para pagar el pecado de la humanidad y para que, aquellos que Lo aceptaran, volvieran a tener comunión con Dios y obtuviesen la salvación eterna.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post