Blog

” ya que nuestras partes presentables no lo necesitan. Mas así formó[a] Dios el cuerpo, dando mayor honra a la parte que carecía de ella,” ( 1 Corintios 12.24)

El Apóstolo Pablo da el ejemplo que, como los órganos más pequeños del cuerpo son valorados y honrados, así también son las personas rechazadas en este mundo. Para Dios, ellas son importantes y valoradas, por ser humildes de espíritu.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post