Blog

“Escudríñame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis inquietudes.” (Salmo 139.23)

 

El Señor Dios conoce y sonda los corazones de los suyos y tiene el poder de dividir alma y espíritu, cribando y conociendo la intención y deseo de los que Le sirven. Nada puede ser escondido pues Sus Ojos ven alma y espíritu.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post