Blog

Al que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominación.” ( Proverbios 28.9)

 

Aquel que queda indiferente y no cree en la Ley de Dios, en la hora de la aflicción, su oración totalmenteegoísta no llega a los oídos del Altísimo Dios.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post