Blog

 

“y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra” 2Crónicas 7:14

Para aquel que conoce a Dios no es difícil humillarse delante de Él, pedir perdón y volver a servirlo con corazón temeroso y quebrantado, debido a tan grande salvación. Y nuestra Nación será próspera y feliz.

Ester Bezerra
Colaboró: Ester Bezerra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post