¿Cómo tener una amiga como hermana? - Cristiane Cardoso - Español | Cristiane Cardoso - Español

Blog

Si usted está haciendo las tareas como ofrendas del Godllywood Autoayuda entonces usted necesita tener una amiga como hermana y por más que algunas hablen que no tienen una, que les gustaría formar parte sin una amiga, a mi me gustaría incentivarlas una vez más a invertir en eso -es para su propio bien.

Los beneficios de que usted tener una amiga como hermana son tantos que, incluso, se hace difícil explicarlos, pero lo voy a intentar. Y voy a comenzar a hablar sobre por qué ella tiene que ser como una hermana.

Amigas como hermanas traen paz. Usted puede contar con ellas, ellas te ayudan, no están queriendo te apuñalarte por la espalda ni competir con usted, al contrario, ellas la apoyan así como usted las apoyo . Y eso es hacer parte del cuerpo del Señor Jesús.

Una vez Él dijo:

“…¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre”. (Mateo 12:48-50)

Cuando usted tiene una amiga como hermana, ella da esa impresión, que ella hace parte de su propia familia porque ella quiere lo mismo que usted; servir a Dios. Ahora que usted quiere crecer y desenvolver su vida personal es momento de, también, desenvolver sus amistades, escoger a aquellas que también quieren lo que usted quiere. Y es ahí que entra la amiga como hermana.

Mi hermana Vivi me conoce muy bien. Ella conoce mis defectos, pero también mis cualidades, mis gustos y nuestras diferencias. Mis dificultades y forma de ser cuando estoy con ella o cuando no lo estoy. Ella consigue ver en mis ojos qué es lo que me pasa.

Y lo mismo yo puedo decir sobre ella. Nosotras nos sentimos con ganas de compartir nuestras ideas, nuestras opiniones, nuestros problemas, nuestras conquistas porque sabemos que no habrá juicio, crítica, envidia o chusmerío. Confiamos la una en la otra. Y es eso lo que sucede cuando usted tiene una amiga como hermana; usted aprende a confiar en ella así como ella aprende a confiar en usted.

Una ayuda a la otra. No hay maldad, pero sí colaboración. Si aquella ropa no le quedó bien, ella le va a decir sin querer ofenderle.Usted podría haber hecho aquella tarea mejor, ella también le va a decir para que usted mejore y no para hacerla sentir inferior a ella.

A lo largo de los años, yo conseguí hacer algunas amigas como hermanas y es la cosa más linda que hay; por eso, quiero que ustedes también tengan una. ¡Se los garantizo! ¡Es muy bueno!

Algunos pasos que la van a ayudar:

  • Elija bien: No es porque alguien quiere ser su amiga como hermana que ella merece serlo. Ni todo el mundo quiere lo que usted quiere. Si usted eligió una amiga como hermana y se dio cuenta que, en el fondo, ella no tiene nada de amiga y mucho menos de hermana (en la fe); sea educada con ella, no la rechace, pero sepa que por el momento solo usted podrá ser amiga como hermana de ella. Ella todavía no puede ser una para usted. Entonces, elija otra.
  • Abrase poco a poco: Usted eligió bien, vio que ella tiene su fe y los mismos objetivos espirituales, entonces abrase con ella. Hable de sus gustos, de sus hobbies, de su estilo y de lo que le gusta hacer los fines de semana. No se abra de una sola vez y contando de su pasado, de sus raíces, de sus problemas personales…¡Tranquila, que usted va a llegar ahí!
  • Tenga interés en ella de verdad: ¿Quién es esa persona? ¿Qué es lo que le gusta hacer? Busque conocerla mejor y eso se logra escuchando, haciendo preguntas y conquistando su confianza. No es que usted tiene que comprar la confianza de una persona, pero es importante que le muestre a ella que usted realmente quiere ser su amiga y para eso, a veces un regalo, un recuerdo, un mensaje de cariño en las redes sociales o un gesto de cariño hace toda la diferencia.
  • Dé tiempo: Solamente con tiempo es que ustedes se convertirán en amigas como hermanas, pues es con el tiempo que usted va mostrando quién realmente es y ella también. ¿De qué sirve ser una amiga como hermana solo por un mes? ¡Es hasta injusto! Después de tanta inversión de su parte, ustedes cansarse una de la otra. Si sucede eso, es porque nunca llegaron a ser amigas como hermanas. De a poco, a medida que una va gustando más de la otra, acostumbrándose más; ustedes se van abriendo más y conociéndose mejor para luego, hacer parte de lo mejor de esa relación: ayudar una a la otra en la fe.

En la fe y el Escondrijo del Altísimo.

Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post