Godllywood Autoayuda 2018: Tarea como Ofrenda 9 - Cristiane Cardoso - Español | Cristiane Cardoso - Español

Blog

El orgullo es sutil, y por ello el que lo padece difícilmente reconoce su arrogancia, ¡incluso piensa que es humilde!

Todo comenzó con Lúcifer. Él era un ángel muy importante en el cielo, Dios le había dado una posición por encima de muchos otros ángeles, pero eso no fue suficiente para él, su orgullo cuestionó aquella posición al hallarse digno de ser como Dios y él creó una rebelión entre los ángeles, y así Dios tuvo que expulsarlo del cielo juntamente con todos los ángeles que se rebelaron con él. Lúcifer se convirtió de ángel para demonio.

Ese es el origen del orgullo, por eso todo pecado tiene como raíz el orgullo. Mientras usted no lo reconozca en su vida, será vulnerable a él. Quién reconoce el propio orgullo puede luchar contra él, quién no…

Observe algunos comportamientos de una persona orgullosa:

  • No reconoce sus errores y no acepta la reprensión. Hace de todo para no ser llamada la atención y, aparentemente, es porque  no quiere disgustar o decepcionar, pero, en realidad, es porque no quiere pasar por la humillación de ser corregida.
  • No pide ayuda y cuando la pide ya es demasiado tarde, cuando no hay marcha atrás. Ella ya cayó en pecado, ya está separándose del marido, ya hizo lo que no debía…
  • No pide perdón.Incluso puede arrepentirse, pero no es capaz de exponer su arrepentimiento, esto es muy humillante para esta persona, y por eso prefiere fingir que no pasó nada.
  • No se somete fácilmente. Ella puede hasta someterse, pero sólo para quien tiene autoridad sobre ella. Muchas esposas no aceptan someterse a sus maridos, hijas a sus padres, jóvenes a los más mayores, nuevos a los más expertos… creen que no lo necesitan.
  • Le gusta ser independiente, odia depender de alguien, de hecho, ella odia depender de los demás. Le gusta hacer todo sola para después no tener que decir que necesitó de alguien. Son independientes incluso de Dios, no oran, no buscam, piensan que son autosuficientes.
  • Quiere hacer todo a su manera porque cree que sabe más, lo que es mejor. No quiere saber la voluntad de Dios e insiste, a veces usando a”la fe”, porque su manera es mejor. Y cuando no recibe lo que pidió a Dios, se indigna contra Él como si Dios estuviera equivocado.
  • Opina sobre todo y no lleva su insolencia a casa: No duda en enfrentarse a cualquiera para afirmar que lo que piensa es correcto.

Esa lista continúa, claro… el orgullo ni siempre es fácil de ser detectado. Yo misma ya me di cuenta de un orgullo que estaba descaradamente pasándose de fe, para usted tener una idea. Por eso, tenemos que constantemente cuestionar el por qué queremos, hacemos, hablamos a veces.

La Tarea como Ofrenda 9 es usted reconocer en donde y como ha sido orgullosa, que es el primer paso para entonces comenzar el proceso de humildad.

“Cuando reconoce que es orgullosa, entonces comienza el proceso de humildad.”

Para esa tarea, usted va a necesitar investigar un poco pues el asunto es mucho más profundo  que un simple comentario. Usted va a preguntar a tres personas: alguien de su familia, alguien de su círculo de amistades,(no puede ser su amiga como hermana), y a alguien de su trabajo (iglesia, vecindad o escuela). La pregunta será la siguiente: ¿Usted ya vio algún comportamiento orgulloso en mí?

Escriba las respuestas en su Agenda. No se preocupe, ni se sienta la peor persona del mundo, la buena noticia es que ahora usted ya sabe donde cambiar y la próxima tarea va a ayudarle a trabajar en esa lista…

En la fe y en el Escondrijo del Altísimo.

Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post