Godllywood Autoayuda 2018: Tarea como Ofrenda 16 - Cristiane Cardoso - Español | Cristiane Cardoso - Español

Blog

Un enemigo muy común que impide a las personas trabajar con dedicación es el espíritu de procrastinación. Sí, yo creo que es un espíritu, una energía negativa que hace que todo parezca ir a cámara lenta. Tardas mucho tiempo para comenzar algo, para terminar algo, para aprender algo, para hablar con alguien sobre determinado asunto… todo se deja para más tarde. Y más tarde no hay tiempo, pues más tarde da una sensación de comodidad extra. Te sientes mejor porque te dices a ti misma que harás el trabajo más tarde y al mismo tiempo no sientes la presión de un plazo de entrega sin fecha. Terminas cuando te apetece… y ¡es así que las cosas llevan años para terminarse!

¿Por qué las 24 horas del día, los 7 días de la semana, un promedio de 30 días por mes y los 365 días del año no son suficientes para la mayoría de las personas?

Cuando leemos sobre Dios y sobre todo lo que Él ha hecho, vemos exactamente lo contrario. Todo sucedió, sucede y sucederá de la manera en la que Él lo planeó. El tiempo no Lo desanima, Él controla el tiempo. Es de la voluntad de Dios que separemos un tiempo para cada cosa; y es de la voluntad de Dios que cumplamos con nuestras tareas. ¡Piensa en la sensación de misión cumplida!

Estar posponiendo su vida es señal de baja autoestima, inseguridad, irresponsabilidad, pereza, debilidad, duda, confusión, depresión, desorganización y consecuentemente, NO SER DE DIOS. Fíjese cuán lejos de Dios se siente cuando se descuida y deja que el tiempo se le escape entre los dedos. Entra en un círculo vicioso, nunca cambia, nunca mejora, nunca sale de ese lugar, se estanca…

La Tarea como Ofrenda 16 es usted hacer lo que Dios hace: controle su tiempo, sea disciplinada, y nunca más deje que algo atrase su vida — bien sea pereza, lentitud o distracción. En otras palabras: trabaje duro. Creo que puedo definir lo que es trabajar duro de la siguiente manera: Cuando usted no hace lo que le apetece, y sí lo que tiene que ser hecho, y es por ello que usted trabaja duro.

Escriba en su Agenda una lista de asuntos pendientes que comenzó y no terminó o simplemente nunca llegó a comenzar.

Algunos ejemplos a continuación:

  • Sacar su permiso de conducir
  • Actualizar documentos
  • Marcar exámenes médicos
  • Determinar una rutina para ejercicios físicos
  • Terminar de leer un libro
  • Arreglar el bajo de un pantalón
  • Aprender un idioma
  • Entrar en un grupo de la Iglesia
  • Bautizarse en las Aguas

Tras escribir la lista, distribuya en el calendario de este mes cuando usted trabajará en cada ítem. Aquello que necesita más días, distribúyalos ese mes y en el próximo, pero procure terminar todo hasta el próximo mes. Use alarmas o imprima su calendario y déjelo en un lugar que se vea en su habitación para no olvidarse de sacar un tiempo diariamente para concluir  todo que ha procrastinado hasta ahora. Despiértese más pronto, deje de estar en las redes sociales o jugando a juegos online todo el tiempo, prográmese para hacer lo que le añade nada cuando esté en el cuarto de baño o en la sala de espera de algún lugar. Si usted controlar su tiempo con sabiduría, conseguirá en breve realizarse consigo misma.

En la fe y en el Escondrijo del Altísimo.

 

Colaboró: Cristiane Cardoso

¡Participe! Deje su comentario sobre este post