Desafío #4 - ¡Le están mirando! - Cristiane Cardoso - Español | Cristiane Cardoso - Español

Blog

 

4_abre

Después de nuestro maravilloso viaje a Brasilia en Brasil, aquí estamos nuevamente para dar seguimiento al Desafío #4. ¿Usted es una de las fuertes que aún sigue? ¡Entonces sigamos adelante!

Una cosa es cierta: no todo el mundo nació para ser rico. Cada una de nosotras somos diferentes y venimos a este mundo con propósitos diferentes.

La Biblia nos deja eso muy claro cuando dice, en Romanos 14, que unos tienen fe para comer carne y otros legumbres, pero aquel que tiene fe para comer carne no debe criticar aquel que tiene fe para comer legumbres. O sea: cada uno con lo suyo. Pero siempre respetando las diferencias.

Pero, independiente de las diferencias, todos tenemos algo en común: obligación de mantener nuestro carácter de forma irreprensible. Usted puede no tener el deseo de ganar dinero al punto de quedarse rica, pero tiene la obligación de honrar con sus compromisos.

Si usted tiene hijos, sabe que no sirve de nada hablarles lo que tienen que hacer si usted misma no hace lo que dice. Su palabra puede hacerlo pensar en actuar correctamente, pero es su conducta que lo hará actuar de manera correcta. Pero, no solo son los niños que actúan así, nosotros los adultos también somos movidos por ejemplos.

Por esa razón el título de este post es “Le están mirando”. No son solamente las cameras del edificio que registran sus pasos, las personas a su rededor también le observan todo el tiempo. Cuando usted da un mal ejemplo, su credibilidad se va bajo el agua. Por esa razón, el desafío de esta semana será pesado y solo las fuertes serán capaces de cumplirlo. ¿Preparadas? ¡Vamos!

Si usted está debiendo a alguien, ya sea pariente, amigo, colega, padre o madre, busque a esa persona y diga que usted se organizará para, lo antes posible, pagarle lo que debe.
Antes de eso, haga una programación de cómo podrá pagar y ya informe a la persona. Si usted tiene deudas altas, como tarjeta de crédito, bancos etc., ya aprendió que debe pagar esas primero, ¿verdad? Entonces, explique su situación a la persona y póngase de acuerdo con ella.

El jueves, en el blog de Cris, vamos a ver el lado espiritual de esta tarea, ¿de acuerdo?

No se olvide de inscribirse aquí en la pagina principal del blog para recibir un e-mail a cada post nuevo. Si usted aun no puso “me gusta” en nuestra fanpage del Facebook, clique aquí.

¡Nos vemos!

Colaboró: Sandra

¡Participe! Deje su comentario sobre este post