6 razones por las cuales el sexo antes del matrimonio perjudica la relación - Cristiane Cardoso - Español | Cristiane Cardoso - Español

Blog

Somos seres sexuales y por eso el sexo siempre fue, es, y será un asunto de gran importancia, hasta porque es un deseo en común de todos. El sexo también es una de las mayores herramientas de intimidad entre la pareja y por eso tiene una gran influencia en el buen humor entre ellos.

Pero infelizmente, el sexo ha sido visto como algo malo, impuro, agotador, egoísta, y hasta carnal por muchas parejas, que acaban dejando de tener sexo después del matrimonio.

Lo que muchos no saben es que esa mala reputación del sexo está conectada al hecho de que practiquen el sexo antes del matrimonio. Cuando la pareja no espera a la noche de nupcias para tener sexo, lo siguiente normalmente acontece:

  • El sexo comienza a dar intimidad para la pareja en el momento equivocado. En la cabeza de muchos, la conquista acabó y ahora que ya se acostostó con el compañero/a, ya no necesita hacer nada para conquistar pues ya cedió todo lo que tenía que ceder. Por eso es por lo que muchos comienzan a ser posesivos, celosos, y hasta controladores. Viven como si el uno perteneciera al otro sin el compromiso de matrimonio.
  • El sexo para la mujer normalmente significa su entrega al muchacho y por eso ella crea expectativas de que él vaya entregarse a ella también, pero no. Ella comienza a comportarse como conquistada pero también se siente desvalorizada en la relación. Él no da tanta atención como ella le da. Él no se compromete a ella como ella a él. Muchos no esperan a casarse, ¿para qué? ¡Ya tiene todo!
  • El acto sexual entre dos personas que no son casadas es normalmente para satisfacerse a sí mismos y no al cónyuge y se convierte en una experiencia no tan placentera como debería ser. Por eso es por lo que muchas mujeres después de que se casan ya no tiene el deseo por el sexo, pues asocian el sexo como algo egoísta. Entonces el cansancio o el estrés es razón suficiente para negar intimidad al marido durante varios días, semanas, y hasta meses – y cuando lo tienen, es sólo por obligación.
  • Ni todo el mundo que tiene sexo antes del matrimonio se casa, eso quiere decir que es posible que usted esté dando sus momentos más íntimos a una persona que no será suya para el resto de la vida, y ese novio o prometido podrá formar parte de su equipaje sexual. Yo me quedé impresionada al leer sobre una investigación hecha en Estados Unidos, donde fue descubierto que la mujer carga un poco del ADN de cada compañero sexual que tiene y ese ADN forma parte de los hijos que ella tendrá al largo de la vida
  • Una otra posibilidad es el embarazo indeseado o “deseada”. La que se queda embarazada sin querer, cambia completamente de rumbo y convierte en madre en el momento equivocado. Sin preparación, ella con miedo de tener que criar el hijo sola, se casa con el primero que se interese por ella. La que se queda embarazada queriendo, sin que el compañero lo sepa, lo coloca entre la espada y la pared y él acaba casándose con ella sólo a causa del embarazo.“yo no estaba preparado para casarme, voy a vivir mi vida de soltero aunque tenga título de marido”. Sin contar que ambos nunca tuvieron vida de pareja y comienzan ya la vida juntos siendo tres… sin tiempo de adaptación, ni preparación, la relación está siempre en pie de guerra.
  • Y las enfermedades venéreas… nadie habla de ese asunto pero hay mucha gente transportando enfermedades incurables por ahí.

El hombre que te respeta lo suficiente para esperar a la noche de nupcias muestra que te valora por encima de sus necesidades físicas. Él sí, tiene el perfil de marido que usted quiere y necesita.

La noche de nupcias no necesita ser más una noche, ella puede ser La NOCHE. Ambos pueden entregarse de verdad, sin recelo, a buen seguro, sin miedo del amanecer. La primera vez que él tocarte será porque él te valoró primero y no porque él tuvo una simple atracción. Será el inicio de una vida en pareja exclusiva, sólo de vosotros.

Amigas que aún son vírgenes: Como dice un querido amigo mío y de Renato, vosotros no necesitan perder la virginidad, basta darsela a sus maridos – así, siempre sabrán donde está 🙂

Amigas que ya no son vírgenes:No continúen en el error. Nunca es tarde para dejar de errar y comenzar a hacer lo que es correcto.

shutterstock_247865527

Colaboró: Cristiane Cardoso

¡Participe! Deje su comentario sobre este post