No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

¿Dios es fuerte?

¡Con seguridad! ¡Él es indiscutiblemente fuerte! Pero ¿qué evidencia que Él es fuerte?

Algunos dirán: ¡Él es el Creador! ¡Él abrió el mar! Él trae a la existencia lo que no existe, etc.

En realidad, todo eso evidencia que Él es poderoso. Ser fuerte es diferente a ser poderoso.

Es importante saber por qué Él es fuerte, pues así podemos imitarlo.

¡Dios es fuerte porque sacrificó!

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

Para alcanzar el objetivo de ofrecerle la Salvación a la humanidad, Dios no usó Su poder.

Usó el mismo camino que nos puso a disposición para que alcancemos nuestros objetivos: el de dar para recibir; sembrar para cosechar; sacrificar para conquistar.

¡Él actúa así porque es justo!

En la cruz, Dios dejó a Su único Hijo solo. No envió ni siquiera a un ángel para librarlo, aunque, como Jesús dijo, podría rogarle al Padre y tener el auxilio de doce legiones.

¡Solamente los fuertes sacrifican!

El sacrificio exige que ignoremos a nuestro propio corazón y hagamos aquello que tiene que ser hecho, aunque no sintamos las ganas de hacerlo.

¡El corazón odia sacrificar! Huye de las luchas de la vida y sugiere siempre el camino más fácil.

Eso es lo que separó a Abel de Caín; a Abraham de Lot; a Jacob de Esaú; a David de Saúl, etc.
Eso es lo que separa a los fuertes de los débiles; a los que son salvos de los que se pierden.

Note que Dios asoció el amor a dar.
Pero el mundo asocia el amor a recibir.

Sin embargo, de nada sirve que alguien diga que ama a Dios, si no renuncia a sus voluntades para obedecerle.

Obispo Adilson Silva
Colaboró: Obispo Adilson Silva

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

¿Sabías que también puede recibir los mensajes de mi blog por correo electrónico? Complete la siguiente información: