No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

Iglesia unida

Padre Santo, a los que Me has dado, guárdalos en Tu Nombre, para que sean uno, así como Nosotros. Juan 17:11

Comprensión:

La unidad de los nacidos y sellados por Dios es lo que ha hecho la diferencia en el mundo. Son la sal de la Tierra, la luz del Mundo.

La división o el partidismo dentro de las denominaciones evangélicas denota egoísmo y siervos de sí mismos. ¿Cómo puede el Espíritu Santo inspirar a las personas en medio de desunión, desorden y confusión? Él no es Dios de confusión.

En la oración, el Hijo Le suplica al Padre que proteja a Sus discípulos de la falta de unidad.

Solamente el Espíritu de Dios es capaz de mantener a la Iglesia unida en torno de una sola fe, Un solo Espíritu, un solo pensamiento y un solo objetivo.

El Reino de Dios está hecho de disciplina. Si no hay disciplina en los miembros del cuerpo, entonces, los espíritus inmundos y engañadores dominan.

Pues, así como el Dios Padre, el Dios Hijo y el Dios Espíritu Santo son Uno, también los cristianos tienen que serlo. De lo contrario, no pertenecen al Señor Jesucristo.

Obispo Macedo
Obispo Macedo

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

¿Sabías que también puede recibir los mensajes de mi blog por correo electrónico? Complete la siguiente información: