No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

Voz Poderosa

¿Cuántos han llorado en medio de sus pecados? Mujeres que le entregan el cuerpo a varios hombres, jóvenes en la delincuencia, drogadictos camino a la sobredosis, etc. Son condenados, reprobados por todos, sin embargo, lo que más marca es la voz en el alma diciendo: “¡Este no soy yo!”

No se reconocen en las actitudes y elecciones que han hecho. Cometen errores, lastiman a los demás, son motivo de vergüenza para la familia, no obstante, en el alma, claman por cambiar.

Zaqueo era un hombre amargado, mirado con odio y desprecio.

El ladrón Zaqueo, cuando oyó la Voz poderosa del Señor Jesús llamándolo por su nombre, no titubeó, oyó, de inmediato obedeció y fue salvo (Lucas 19:1-10).

Muchos son admirados, se les otorga prestigio, son reconocidos, pero por ser orgullosos, terminan escondiendo quiénes son en realidad.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 1 Mateo 23:27

¡La Voz poderosa del Señor Jesús ha sido despreciada por aquellos que luchan por ocultar quiénes verdaderamente son!

Pero aquellos que le dan oídos a esa Voz, incluso pecadores como Zaqueo, se desvisten del orgullo, de la religiosidad y colocan todo en el Altar, y así reciben una nueva vida, obra del Espíritu Santo.

Obispo Gonçalves
Colaboró: Obispo Gonçalves

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

¿Sabías que también puede recibir los mensajes de mi blog por correo electrónico? Complete la siguiente información: