No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

El criterio de la Respuesta de Dios

¿Cuál es el criterio usado por el Espíritu Santo para agradar a los Suyos?
Él agrada a los que Le agradan.

Deléitate asimismo en el SEÑOR, Y Él te concederá las peticiones de tu corazón. Salmos 37:4

Ese es el criterio de Dios. Es la ley fija que rige la relación con Él.

La vida de cada uno depende del señor que elige.

No depende de Dios o de otros.
No depende de la suerte.
No depende de los astros.
No depende del destino trazado.
Ese cuento del destino es pura patraña.
No depende de educación, belleza, fuerza o dinero.
Depende de obediencia.

Si hay obediencia a la Palabra de Dios, la bendición es inevitable.
Si no hay obediencia, la maldición es inevitable. Deuteronomio 28

La obediencia a Dios se resume a la práctica de la fe en la Sagrada Biblia.

Claro, esa práctica de fe exige sacrificios. De lo contrario, este mundo sería maravilloso, ya que todos tienen fe. Pero pocos la practican.

Los creyentes creen en la Palabra, pero un mínimo la obedece. Por eso son creyentes fracasados.

La obediencia a Dios fue el secreto de Abraham. Él no hizo ningún milagro, ninguna maravilla.

Peregrinó por muchas tierras, auténtico nómade.
Aun así, por donde el Señor lo encaminaba, él obedecía.

Su nombre debería ser Abraham Obediente.

No fue en vano que el Señor lo escogió. Él no escoge a desobedientes y rebeldes.

Era Abraham ya viejo, y bien avanzado en años; y el SEÑOR había bendecido a Abraham EN TODO. Génesis 24:1

Obispo Macedo
Obispo Macedo

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

¿Sabías que también puede recibir los mensajes de mi blog por correo electrónico? Complete la siguiente información: