Fieles son las heridas del amigo, pero engañosos los besos del enemigo.
Proverbios 27:6

Amar no es solo romance. A veces, exige confrontar a la persona amada cuando está equivocada.
Entienda que confrontación no significa ataque. La manera en la que eso debe ser hecho es:

  1. Estar seguro de que hay un comportamiento incorrecto e inaceptable
  2. No estar viviendo en ese error usted mismo
  3. Tener claridad sobre qué quiere que cambie y qué consecuencias está preparado a dar y a sufrir si no hay un cambio
  4. Comunicarle su posición a su compañero de forma firme y respetuosa
  5. Actuar de acuerdo con lo que el compañero decida hacer (recordando que si él o ella no decide, eso también es una decisión)

Nosotros crecemos cuando alguien que nos ama nos “hiere” diciéndonos verdades dolorosas que necesitamos oír.
Vea también:

Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

Comparte!


Enviar a un amigo por: