LA TAPA DE LA OLLA, la media naranja, el alma gemela…

El matrimonio no fue proyectado para completar a una persona. Fue proyectado para que dos personas completas formen una pareja, que resultará en algo mucho más fuerte y ventajoso que los dos individuos solos.

En la matemática del matrimonio de dos personas completas, 1+1 puede ser igual a 3, 5, 10… El resultado se potencia.

Las personas completas se complementan dentro de un matrimonio. Las Personas incompletas se anulan y se atormentan…

No busque a alguien que lo complete. Esté completo primero para no responsabilizar a su pareja por su felicidad.


Vea también:

Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

Comparte!


Enviar a un amigo por: