Canalizando el odio

  José (lea su historia en Génesis 37-50) tuvo una vida de montaña-rusa. Su trayectoria fue de hijo preferido a  rechazado por los hermanos, vendido como esclavo, encarcelado injustamente, y, por fin, gobernador. Él tenía muchas razones para tener odio de sus hermanos; de la mujer del jefe que le preparó una trampa; y del […]

La mejor persona para desafiarlo a crecer

  Muchas parejas no se dan cuenta que uno tiene en el otro a una especie de entrenador. Su esposo o su esposa es la mejor persona para darle una evaluación de sus puntos fuertes y débiles, y para ayudarle a mejorar como persona. Esto porque su cónyuge es la persona más cercana a usted,  […]

El día en que Dios se vistió de rojo

Mensaje sobre Isaías 63 y el espíritu de guerra e indignación que viene del propio Dios. ¡Comparta! Isaías 63:1-6 1—¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? ¿Éste, vestido con esplendidez, que marcha en la grandeza de su poder? —Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar. 2—¿Por qué es […]

Con rabia de la persona equivocada

  Yo no entiendo a las personas que se quedan con rabia de Dios. Es decir, yo hasta entiendo lo que las lleva a enojarse, pero no entiendo por qué ellas alimentan ese sentimiento. ¿Eh? ¡Despierta! Él es el único que puede ayudarle, ¿se le olvidó? Si yo tuviera una enfermedad incurable y existiera solamente […]

El origen del enojo

Considere este versículo: Dios es juez justo; y Dios está airado contra el impío todos los días. (Salmo 7:11) ¿Por qué Dios está airado (indignado)? Porque Él es justo, es decir, sabe lo que es correcto y odia lo que está mal. ¿Qué es el enojo, la indignación? Es un sentimiento que sirve como una […]

Un truco que usted debe saber – y nunca caer en él

NUESTRA MENTE juega con nosotros.  Por ejemplo, nos miramos en el espejo y creemos que lo que vemos es una imagen fiel de nosotros mismos.  Mas el hecho, si lo pensamos bien, es que luego nos damos cuenta que no lo es.  En un espejo, lo que se ve al lado izquierdo en la realidad […]

Como orar aunque no tenga ganas

  A veces, ni yo tengo ganas de orar – y soy un obispo. Eso es normal. El ser humano es muy inconstante. Un día siente que puede conquistar el mundo. Al día siguiente, ni quiere estar en el mundo. Sentimientos…Si vivimos por ellos, estamos perdidos. Gracias a Dios hay una alternativa: Hacer lo que […]