Blog

Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida.” (Proverbios 4.23)

 

Guardar y y proteger el corazón de todo lo que es malo y entregarlo a Dios, creyendo en la vida eterna en su Reino, estará en la condición de un salvo y remido para el Cielo.

Ágatha Cristina
Colaboró: Ágatha Cristina

¡Participe! Deje su comentario sobre este post