No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

A los ojos de Dios, ¿cuánto vale un alma? La Biblia muestra que hay “gozo en el Cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento” (Lucas 15:7).

Pero, y un ganador de almas, ¿cuánto vale? Definitivamente, su valor es incalculable, ya que su mayor riqueza no es de este mundo y solo puede ser adquirida por medio de la sinceridad y del genuino deseo de despoblar el reino de las tinieblas.

Toda persona que se dispone a ganar almas para el Reino de los Cielos tiene dentro de sí el mismo anhelo del Altísimo. No mide esfuerzos cuando el asunto es arrancar a un afligido de las garras del mal. El siguiente testimonio muestra la ALEGRÍA DE DIOS en el rostro del muchacho. Aun consciente de su condición humilde, no pidió prosperidad, resolución de los problemas personales o incluso la cura de su enfermedad. Su Bien Mayor fue haber encontrado al Señor Jesucristo. A causa de eso, su único sueño es convertirse en un ganador de almas.

Ahora responda: ¿sería Dios justo si no bendijera a las personas que nos ayudan a alcanzar a personas como esta?

El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio. Proverbios 11:30

Ayúdenos usted también a poblar los Cielos.

Obispo Macedo
Obispo Macedo

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

¿Sabías que también puede recibir los mensajes de mi blog por correo electrónico? Complete la siguiente información: