No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

Ejercicio del perdón

Nadie puede recibir el bautismo con el Espíritu Santo si tiene resentimientos contra alguien.

El perdón de Dios depende de nuestro perdón.

Es mandamiento de Jesús:

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. Mateo 6:14-15

¿Pero cómo perdonar si no siento ganas, si no logro olvidar el mal que me fue hecho?

¿Cómo puedo obligar a mi corazón a perdonar?

No puede. Nadie logra controlar los impulsos del corazón.

Él es rebelde contra Dios, ¡cuánto más con nosotros!

¿Cómo entonces obedecer al Señor Jesús y perdonar?

El corazón puede ser lo que sea, pero jamás controla a la razón cuando la persona es decidida.

Use su intelecto y ore por ella. Mencione su nombre delante de Dios, pídale que la bendiga y cosas por el estilo…

Aunque el corazón grite, patalee y sienta odio, lo importante es que usted use la razón, el intelecto y OBEDEZCA a la Palabra de Dios y pronuncie palabras de bendiciones hacia la otra persona.

Es obvio que el Espíritu Santo, mediante ese esfuerzo de fe, eliminará instantáneamente los sentimientos del corazón.

Usted queda libre del cáncer del alma, recibe el perdón de Dios y el bautismo con el Espíritu Santo.

Lea más:

– 6º Día del Ayuno de Daniel
– 5º Día del Ayuno de Daniel
– 4º Día del Ayuno de Daniel
– 3º Día del Ayuno de Daniel
– 2º Día del Ayuno de Daniel
– 1º Día del Ayuno de Daniel

Obispo Macedo
Obispo Macedo

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

¿Sabías que también puede recibir los mensajes de mi blog por correo electrónico? Complete la siguiente información: