No elegimos venir al mundo, pero tenemos el derecho de elegir dónde vivir la eternidad.

Blog

Muchos no tienen la mínima idea de la importancia del perdón. Lo asocian a algo trivial que el tiempo puede desvanecer

Si fuera tan simple, con seguridad, el Señor Jesús no lo pondría como algo obligatorio (Mateo 6:14-15), ni hubiera dicho que se perdonara tantas veces como fuera necesario (Mateo 18:22).

El perdón es de Dios; el dolor y el resentimiento son del diablo.

El perdón salva, libera, cura, transforma, en fin, identifica a lo Divino.

El dolor o el resentimiento alimenta el odio, la ira, las peleas y, finalmente, mata. La falta de perdón significa condena.

El dolor es una semilla del infierno plantada en los corazones de aquellos que no tienen a Dios.

Mientras que el perdón ilumina, el dolor llena de tinieblas.

Y, si Dios que es el Justo Juez, perdona, ¿quién es el ser humano para no perdonar

Quien no perdona, no tiene salvación.

Quien muere sin perdonar a quienes lo ofendieron, se condena al lago de fuego y azufre por toda la eternidad.

Obispo Macedo
Obispo Macedo

¡Participe! Deje su comentario sobre este post

  • ALICIA BRACHO

    En una oportunidad llegué a odiar a mi esposo y a su familia por la vida tan humillante que viví, me despertaba llorando, tenía un ardor en el pecho, y luego entré en la página de la iglesia y seguí cada paso, los llamé, le pedí perdón a cada uno, tomé una foto de ellos y oraba a su favor cada día, al principio con desánimo, luego mi oración era totalmente sincera y ahora tengo paz y ellos están bien y yo me alegro porque sé que JESUS A MI TAMBIEN ME PERDONO.

  • fernando HONDURAS

    Perdonar a quienes nos han ofendido, como el Señor Jesús perdonó a todos, diciendo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

  • mariel

    Soy Mariel de Argentina, de la región de Flores y realmente estando en la obra me había olvidado de personas, no por odio, sino por un mal recuerdo de esa persona, que me lastimó, pero Dios quiere que nosotros tengamos un corazón puro y lleno del Espíritu Santo… Decidí perdonar y borrar esos malos recuerdos… Para seguir adelante para honrar a DIOS en todo lo que haga. ♥♥♥

  • René deFormosa

    Uno debe ser humilde de corazón y reconocer que es fallo, comete muchos errores como los demás, si meditamos sobre eso sabremos que nosotros también necesitamos perdón, por eso debemos perdonar, para ser perdonados. La palabra nos enseña que debemos hacer por nuestro prójimo lo que queremos que hagan con nosotros. Pues si queremos perdón perdonemos de todo corazón. Dios los bendiga a todos.

  • Diana -Cenáculo de Santa Fe-Argentina

    En muchas ocasiones de mi vida debí perdonar y no lo hice hasta que comprendí que debía liberarme primero de mí misma y perdonarme y luego perdonar al mundo, como lo hizo nuestro Señor Jesucristo. Gracias Sr. Obispo por tanta sabiduría y comprensión.

1 2 5